Save our species

La historia detrás de “Save our species”, para Lacoste París

Lacoste es uno de los 10 logos más famosos y distintivos del mundo, con eso a su favor, BETC París aprovechó el icónico cocodrilo para crear “Save our Species” y llamar la atención sobre una problemática a nivel mundial: la extinción de diferentes especies. Por Rawbit. 

El cocodrilo más famoso del mundo cedió su lugar para que otras especies lo ocuparan en polos de edición limitada, y así poder recaudar fondos para la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UINC), buscando llamar la atención sobre las especies que están desapareciendo. 

“La marsopa del Golfo de California, la tortuga Batagur de Birmania, el lepilemur del Norte, el rinoceronte de la sonda, el gibbon de Cao-vit, el loro Kakapo, el cóndor de California, el saola, el tigre de Sumatra y el ciclón de la isla de Anegada”, entre otras en peligro.

Hablamos con Olivier Aumard (Copywriter en BETC París), sobre la magia que tiene Save our species y esto nos contó.

“El concepto nació en la agencia. No había ningún brief o voluntad de la marca para hacer algo con los animales al principio. Lo que sí sabíamos nosotros es que con el cocodrilo teníamos uno de los diez logos más famosos del mundo. Eso no tiene precio. Quisimos aprovechar esa oportunidad para hacer algo bueno y útil. De ahí nació la idea de reemplazar al cocodrilo con especies en vía de extinción.

Que el cocodrilo deje su lugar por animales en extinción es algo fuerte pero lo que más ayuda a la causa y le da resonancia es que para cada especie la cantidad de polos producidos corresponda a la cantidad de animales vivos en la naturaleza.

Después intentamos construir muchos escenarios. Pensamos en muchas opciones para vender los polos pero siempre terminábamos con algo sencillo, porque para nosotros siempre fue central la simplicidad del concepto. Por eso también decidimos hacer un video simple con tipografía y fondo blanco para que el concepto sea central y que el craft no tome demasiado espacio.

“Cuando una marca decide involucrarse en una causa como esta, la comunicación siempre debe ser humilde. Saben que no van a cambiar el mundo, pero sí pueden ayudar un poco”.

Fue todo un desafío. Al principio, cuando nació la idea pensábamos que el cliente iba a tener mucho miedo. A ninguna marca le gusta tocar su logo. Pero tenemos la suerte de trabajar con un cliente muy inteligente y entendió en un segundo la fuerza del concepto y el potencial de la idea. Lo bueno es que no hubo tantas charlas para convencerlos. Pasamos más tiempo discutiendo después sobre cómo hacerlo, qué contenido producir, etcétera.

Lo más importante era encontrar al mejor compañero, alguien que tuviera credibilidad y que pudiera darnos toda la data que necesitábamos.

¿Cuáles son las especies que más necesitan ayuda? ¿De dónde vienen? ¿Cuáles son los peligros para ellas? Teníamos muchas preguntas y ninguna respuesta.

Decidimos contactar al IUCN (The International Union for Conservation of Nature). Es la referencia mundial respecto al mundo animal. Están desarrollando proyectos globales y pudimos hablar con especialistas. Creo que, al principio, cuando los llamamos, no nos tomaron muy en serio.

Seguro tuvieron malas experiencias con otras agencias, proyectos que nunca se hicieron, promesas sin mañanas, etc. Pero cuando se dieron cuenta que tomábamos, la agencia y Lacoste, el tema muy en serio, empezaron a sentir que todo eso podía ser real.

Pero fue un camino muy largo, desde la presentación de la idea al 28 de febrero, día donde la campaña se lanzó, pasaron más o menos 15 meses. Tiempo para convencer a todas las partes, elegir las especies con el IUCN, producir los polos, hacer el packaging donde hay muchas informaciones sobre las diferentes especies y sobre el IUCN.

Son pocos los proyectos donde sientes que sirven realmente, que ayudan de verdad así que desde los estrategas a los de cuentas, pasando por los creativos y los clientes todo el equipo estuvo trabajando duro.

En un momento, la marca quiso esperar y lanzar la campaña en 2019. Son cosas que pasan todos los días en la vida de una agencia, pero teníamos tantas ganas de hacer este proyecto que eso fue muy difícil. Por suerte, cambiaron de opinión.

Los de la idea.

Agencia: BETC París. Anunciante: Lacoste. Campaña: Save our species. Chief Creative Officer: Rémi Babinet. General Creative Director: Antoine Choque. Copywriter: Céline Mazza, Olivier Aumard. Director de arte: Jonathan Baudet-Botella. Año: 2018. Categoría: Fashion.

¿Quieres conocer cómo mejorar tu capacidad creativa? Te invitamos a que conozcas de nuestro Diplomado de Creatividad Total.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Celular y Whatsapp:
(57) 310 478 5600
inscripciones@nogma.co
Bogotá D.C., Colombia